HAZE

dolorosa desde el barrio de Los Pajaritos, en Sevilla.

¿El secreto? Flamenco, bases y una voz inconfundible. Sinceridad en cada párrafo, historias reales tan crudas que, parecen imaginadas.

CRÓNICAS DEL BARRIO es su testimonio sonoro. El single “El Bola” su tarjeta de presentación. 2004 su año.

El disco está producido por Killer B. Javier Limón, experto consagrado en la producción de flamenco (Lágrimas Negras) participa asesorando en varios temas del disco.

Recibe el  Premio de la música al mejor álbum de Hip Hop 2004.

Crónicas del Barrio fue el primer escalón para llegar al gran público, después de la maqueta homónima. Media España se preguntaba quién era aquél  desconocido capaz de emocionar con historias sobre marginales. El Precio de la Fama situó al artista en una situación de privilegio, mientras denunciaba las contradicciones del mundo de la música. A partir de este disco y de sus resultados comerciales la industria discográfica española comenzó a valorar la fusión urbana.

En 2006 publica su segundo disco, EL PRECIO DE LA FAMA, que el mismo presenta,  un trabajo realizado con mucho esfuerzo, entre el mes de junio de 2005 y junio de 2006, un año de proyecto que se salda con un sonido más contundente, una lírica más adulta y un universo ecléctico de posibilidades para el oyente, es decir, un HAZE con más peso y menos prejuicios.

Cuenta con las colaboraciones de GordoMaster (Triple X), A.D. Green, La Jaula, D-Lux, Bernardo Vázquez, Pitingo, y los actores Juan José Ballesta y Jesús Carroza. Además de Beats de: Big Hozone, JC Moreno, Negrata Studio y X-Man.

El éxito de “El precio de la fama” fue abrumador, el primer single “Libertá” es junto con “El bola” ya un clásico.

Además Bigas Luna cuenta con Haze para la banda sonora de “Yo soy la Juani” y su tema “Gasolina, sangre y fuego” es todo un himno para el mundo urbano y amantes de los coches.

“El precio de la fama” consigue ser disco de oro en España, entrando así en el muy reducido grupo de artistas y especialmente raperos que consiguen tal reconocimiento.

En el 2008 Haze presenta 3er ROUND

Un púgil. Palabras como puños de pegada firme. Guantes de flow para hacer frente al rival más duro: la vida. Comienza el tercer combate. Suena la campana, ha llegado el momento. Afuera, la expectación es inimaginable.

Haze se muestra ahora expectante. Tres discos, tres etapas y el tercer combate: 3er Round. Nada esencial ha cambiado; ni la actitud, ni sus inquietudes, ni lo esencial de su vida. Aquél chaval del Barrio de los Pajaritos es ahora un artista maduro, responsable de éxitos pegadizos, enamorado de su profesión. 3er Round es la consolidación de su carrera, el disco completo que define por sí mismo su propio espíritu.

En esta ocasión Haze ha vuelto a contar con JC Moreno para la producción. Las colaboraciones vocales suponen un nuevo reto en la fusión urbana. El artista sevillano ha incorporado al cantaor José Mercé y al cantautor Luis Eduardo Aute en su nuevo disco. También participan Piculabe, Estrella, La Húngara y Marzok Mangui.

DOCTOR HAZE es la evolución de Haze, acercándose a las raíces árabes que convivieron con nosotros durante 7 siglos y sin alejarse de su fusión de rap flamenco callejero que le caracteriza. Es un bálsamo de redención ante la desesperación y la sicosis que produce este momento de crack laboral y económico.

Doctor Haze tiene la receta perfecta para disfrutar olvidando los problemas cotidianos pero manteniendo la fuerza y el coraje de la denuncia social.

Es un disco más alegre y divertido que los anteriores trabajos, que provoca sentimientos de nostalgia, te arranca una sonrisa o te hace vibrar con el deporte.

El disco editado en mayo del 2010 está compuesto de 11 canciones y cuenta con las colaboraciones de Los Chichos en “Galopa” y de los artistas andaluces Juan San Juan en “Quiero ser feliz” y El Canelita en “Rap Flamenco”.

Además el disco incluye el tema “Madre Amadísima” que Haze interpreta junto a Gala Évora. Esta canción es el tema final de la nueva y recién estrenada película “Madre Amadísima” de la realizadora Pilar Tavora.
En resumen, es un álbum maduro pero muy alegre, comprometido y a la vez desenfadado, es el antídoto que todos necesitamos.